Submit a New Listing

Ciudad de la Justicia de Barcelona

/ / / /

La Ciudad de la Justicia de Barcelona, desarrollada por el arquitecto David Chipperfield y el estudio barcelonés Fermín Vázquez B720 Arquitectos, está formada por ocho edificios libres, cuatro de los cuales se conectan a través de un atrio continuo.
Con su variedad de colores, su disposición y su gran volumen total, 213.054 m², su arquitectura se ha adaptado al medio, consciente de su impacto ambiental.

Situación

Ha sido construida en la Gran Vía de las Cortes Catalanas, una de las salidas hacia el sur de la ciudad de Barcelona, en el término municipal de l´Hospitalet de Llobregat, junto a la plaza circular de Ildefonso Cerda.

Solares

Los edificios que constituyen la Ciutad de la Justicia se ubican en dos grandes solares con una superficie total de 53.062 metros cuadrados separados en dos zonas:
El primero corresponde al solar que estaba ocupado por el antiguo Cuartel de Lepanto. Limita al Norte con la Avenida del Carrilet (término Municipal de l’Hospitalet de Llobregat) y al Sur con la Gran Via de les Corts Catalanes.
El segundo solar está situado íntegramente en el término municipal de Hospitalet de Llobregat y queda al Norte del primero.
Entre los motivos que llevaron a la Generalitat a dar su visto bueno para la ubicación de este equipamiento se encuentran la buena accesibilidad para el ciudadano, lograda a través de infraestructuras, tales como la L9 del Metro, Ferrocarriles de la Generalitat y la proximidad de las conexiones con el aeropuerto.

Concepto

“La composición espacial del complejo pretende romper con la imagen rígida de la justicia” David Chipperfield.
La composición espacial del complejo pretende romper con la imagen rígida de la justicia, estableciendo un equilibrio entre las diferentes zonas de trabajo, los espacios públicos y el paisaje.

Descripción

Se trata de ocho bloques prismáticos en desorden aparente, que comparten una plaza pública central estableciendo un equilibrio entre sus colores, tamaños y disposición, novedoso para un lugar donde se imparte justicia, que por lo general ofrece una imagen más rígida y monolítica.
Las fachadas de los distintos edificios son resueltas con un continuo de ventanas y machones, a modo de encaje pétreo que conjuntamente con la disposición irregular y girada de los volúmenes propicia encuentros visuales y perspectivas variadas.
El esquema reticular lleno-vacío de las fachadas es uno de los elementos más característicos de la obra, conjuntamente con el hormigón coloreado, donde todos los huecos se han cerrado con ventanas.
Los zócalos de las diferentes estancias están empotrados en los muros y se han levantado falsos pilares para el paso de las distintas instalaciones.

Espacios

El conjunto es de ocho edificios independientes de planta rectangular, denominados con las letras F,P,H,D,G,I,J,C, de diferentes colores, formas y alturas, llegando a un máximo de 14 plantas. Cuatro de estos, edificios I,P,C,F, están unidos por un elemento continuo de circulación denominado atrio que distribuye 130 órganos judiciales de instrucción, entre ellos las salas penales y civiles.
La distribución de cada uno de los bloques responde a la necesidad de establecer tres zonas de circulación independientes:
la primera para el público que accede a las salas de vistas desde el atrio.
la segunda, restringida para jueces y funcionarios.
una tercera, en exclusiva para los detenidos mediante unos ascensores que proceden directamente de las celdas.
Otros dos de los edificios no conectados al atrio también tienen usos judiciales, los dos restantes han sido diseñados para usos auxiliares y complementarios, tales como un centro de ciencias forenses y dos inmuebles comerciales ocupados por oficinas y tiendas en su planta baja.

Edificios

Edificio tonos verdes – I
Es el más alto del complejo con 14 plantas además de la planta baja y alberga los Juzgados de instrucción, 33.086 m².
Edificio tonos humo – P
Planta baja más 10 plantas, alberga los Juzgados Penales.

Hormigón coloreado en las fachadas

Edificio tonos rojizos – C

Planta baja más 13 plantas, Juzgados civiles y de familia, 30.917 m².
Edificio tonos tierra – F
Planta baja más once plantas, Fiscalía.
Edificio tonos grises – G
Planta baja más seis plantas, en el se encuentra el Instituto de Medicina Legal.
Edificio tonos ocre – H
Planta baja más siete plantas, Servicios Judiciales de L´Hospitalet de Llobregat, 10.316 m².
Edificio tonos naranja
Planta baja más once plantas, oficinas y comercios. En este edificio 13.618 metros cuadrados son destinados a oficinas y 2. 466 m² a locales comerciales.
Edificio tonos amarillos
Planta baja más nueve plantas, servicios auxiliares: 7.312 m² oficinas y 2.066 m² locales comerciales.

Atrio

Este atrio de conexión entre cuatro de los edificios tiene un aspecto visual más libre que los mismos, con un cerramiento continuo de vidrio, libre de mampostería. Se desarrolla con una planta baja y tres niveles superiores, permitiendo un acceso directo al vestíbulo de cada uno de los bloques desde la plaza central.
En total la Ciudad de la Justicia acoge 100 salas de vistas, 166 juzgados, un auditorio para 500 personas, un aparcamiento para 1.750 vehículos y 50 km lineales de archivos.
Cada bloque tiene en la zona inferior la sala de audiencias y en la superior oficinas. Chipperfield ha tratado de reflejar esta división mediante un cambio tenue del color en los parámetros de las fachadas.

Estructura

Todas las estructuras utilizadas en el complejo son de hormigón. Todos los edificios se han concebido como piezas formalmente contenidas, muy reticuladas y con fachadas portantes también del mismo material.

Materiales

El hormigón es el elemento utilizado en la construcción de este complejo judicial, tanto en sus cimientos como en sus fachadas. Pero conscientes del impacto ambiental que representa para la ciudad la construcción de una obra de tal envergadura David Chipperdield y el estudio de arquitectura b720 introdujeron nuevas tecnologías para que dicho impacto sea el menor posible y se adapte al cotidiano hacer de la ciudad.

Cubierta fotovoltaica

Placas fotovoltaicas
En la cubierta de uno de los ocho edificios han sido colocadas estas placas de 70KW, que generan una potencia eléctrica aproximada de 111.790 KWh/año, contribuyendo de esta forma al desarrollo del “urbanismo sostenible”.
La cubierta fotovoltaica de la Ciudad de la Justicia se ha dotado con módulos solares Sky Global (SGM 72), que incorporan células de silicio mono-cristalino capaces de generar energía eléctrica que evitará la emisión a la atmósfera de unos 114.249 kg/año de CO2 o la combustión de 40.803 litros/año de gasolina.

Iluminación Interior

En la iluminación interior de todos los edificios se han instalado 40.000 luminarias con conectores “gesis”, cuya codificación mecánica permite una separación clara de las líneas y funciones, permitiendo una conexión rápida y sin posibilidad de errores.

Ventanas

En total se han colocado más de 10.000 ventanas practicables con marcos de aluminio, de doble hoja oculta para las cuales se han creado perfiles de hoja y marcos especiales con la finalidad de adaptarse fielmente a los requerimientos estéticos de los arquitectos
La textura del cristal está formada por bandas horizontales y varía en densidad dependiendo de la función del espacio que hay detrás de la fachada.

Hormigón coloreado

Los ocho tonos diferentes logrados en las fachadas de hormigón se obtuvieron pigmentando su masa a partir de óxido de hierro, a excepción de los tonos verdes que se basan en óxido de cromo.

Sistema de climatización

El sistema de climatización de los edificios está compuesto por inductores de aire que disponen de baterías de frío y baterías de calor, que regulan la temperatura del aire que después se distribuye por cada una de las zonas.
El aire que tratan los inductores es una mezcla de aire exterior y aire recuperado aportado por unos climatizadores. Los climatizadores pueden ser de volumen de aire variable (para alimentar inductores de los despachos y salas de visita) o constante (para salas de espera y pasillos perimetrales). Los climatizadores se colocan en cubierta o en la planta subterránea dependiendo de las zonas que alimentan.
El climatizador también se encarga de la extracción de aire interior, utilizando éste para preenfriar el aire exterior, free cooling, que se impulsa al interior. El aire que llega a los inductores ya está tratado y llega a una temperatura de 15ºC.

Ficha del Proyecto

Título:

Ciudad de la Justicia de Barcelona

Arquitecto:

David Chipperfield

Año del Proyecto:

2008

Área del Proyecto:

213.054 m2

Download PDF
Descarga este proyecto en formato PDF (no incluye la galería)

Comentarios

Return to Top ▲Return to Top ▲